logo
Número 11• Valor: Civil
 

¡QUÉ DIPLOMACIA!

La cuasiembajada de Ernesto Samper en Francia representó un duro revés para el presidente Álvaro Uribe Vélez. Tanto por el polémico nombramiento en sí mismo, como por la señal que envió –aunque muchos todavía se nieguen a verla–, que lo conecta y lo asimila con ese antecesor suyo del cual los militantes de la masa furibista lo creían completamente desvinculado; mito que el mismo Uribe se ha encargado de derrumbar. Sin lugar a dudas, no fue esta la mejor jugada del represidente en vísperas de su segunda posesión.

Y, usando sus mismas palabras, “si ese fue el desayuno, ya sabemos qué podemos esperar de almuerzo”.

Desde diferentes ángulos, los colaboradores de Un Pasquín analizan en serio y en broma el errorcito táctico de Uribe.

Una crisis insólita

Por Enrique Parejo González

Sobre los nombramientos

Por Juan Manuel López Caballero

De hacienda modesta a circo pobre
(y todos tan contentos)

Por Sumercé

Lástima; faltó la foto

Por Diego Laserna


Un día en la vida de Celina

Por Natalia Springer


E D I T O R I A L

Embajada imposible


Correo


El tratamiento del sicario

Por Iván Marulanda

Arroz, IVA y el cuerpo
diplomático

Por Juan Camilo Restrepo Salazar

El derecho a la oposición

Por Ricardo Sánchez Ángel

Los Nascar son muy grandes,
muy lentos y no muy poderosos: J.P. Montoya


ENTREGA INMEDIATA

Por Hermes

TRES EN UNO

Muy mal precedente

Por Antonio Jiménez Castañeda

 

 
 


COPYRIGHT © 2006 NEWS + DESIGN, LLC
Permitida la reproducción del contenido (excepto las caricaturas), citando la fuente.