“Lo importante era desmovilizar y mostrarle imágenes al país”: Ernesto Báez

En una entrevista publicada en la edición 55 de Un Pasquín, el exjefe político de las AUC, Iván Roberto Duque Gaviria [alias Ernesto Báez] habló de las irregularidades que se presentaron en el proceso de desmovilización de los grupos paramilitares y de la posible responsabilidad que en este sentido pudo haber tenido el excomisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, a quien la Fiscalía va a llamar a indagatoria el próximo mes. 

¿Qué porcentaje de las bandas emergentes son en realidad emergentes o son simplemente continuidad de tropa que no se desmovilizó y que quedó al garete, sin comandantes y sin plata, pero con las armas y con la disponibilidad de hacer cosas…?

Yo pienso que las bandas emergentes no son más que paramilitares mal desmovilizados. Porque estamos detenidos 3.000, pero se desmovilizaron 35.000. Treinta y cinco mil no éramos los miembros de las autodefensas, ¡jamás! Esa organización podía llegar a 15.000 o 16.0000 combatientes.

¿Por qué se infló ese número?

Porque hubo una enorme irresponsabilidad en eso. Cuando se desmovilizó parte de la autodefensa del Bloque Central Bolívar, en Santa Rosa del Sur, por allá en el corregimiento de Monterrey, de allá hubo que devolver cuatro camiones repletos de vagos, prostitutas, vendedores callejeros, que los apuntaron en las listas para que figuraran como desmovilizados y se pudieran ganar los 354.000 pesos que ofrecía el gobierno.

Como en el caso de justicia y paz cuentan son los números, la justicia cuantitativa, entonces es mejor decir: “Fue tan exitosa mi gestión, que desmovilicé a 35.000 bandidos”. Así de los 35.000 solamente la mitad lo hayamos sido, pero las cifras cuentan y eso pesa, eso engorda el cuento. Aquí ocurrió lo mismo con la Ley de justicia y paz, hablamos siempre de términos cuantitativos.

Ahí tuvo que ver el Comisionado de paz, del usted habló tan bien…

Cuando yo hablo de la integridad de LCR no quiere decir que lo estoy presentando como un ángel delegado por la Divina Providencia. Errores hubo gravísimos. El hecho de mantener ese proceso de paz cerrado a la prensa nos mató a todos porque permitimos que la prensa especulara. No permitió que intervinieran ONG que tenían interés en ver qué ocurría. La elaboración de las listas para postulados fue un desastre, porque aparecían desmovilizados de un bloque desmovilizándose en otro bloque, un bloque con número doblado de combatientes que nunca había tenido. Pero como lo importante era desmovilizar y mostrarle imágenes al país y entregar armas y demás, sumémosle; operó el factor suma.

De lo cual Restrepo era consciente…

Desde luego. Yo no puedo creer que él no fuera consciente. Además se lo dijimos varias veces.