En momentos en que el gobierno de Colombia se encuentra empeñado en expandir la política exterior y recomponer las relaciones internacionales del país, llega una noticia poco grata en este campo. A mediados del próximo año la embajada de Austria en Bogotá será cerrada y en la capital colombiana sólo quedará un cónsul honorario, encargado de los asuntos culturales.

El embajador de Austria es Andreas Liebmann [foto], quien desde 2008 ocupa este cargo y es también el representante de su país en Ecuador y Panamá.

Hasta el momento no se conoce cómo o dónde se adelantarán los trámites de visados o inmigración de las personas interesadas en viajar a la patria de Mozart, una vez se produzca el cierre de la embajada en Bogotá.

Un Pasquín consultó a miembros de la colonia austríaca en Bogotá, quienes manifestaron su desacuerdo y decpeción por esta decisión, tomada por el ministerio de Relaciones Exteriores de ese país. “Me extraña que cierren la embajada; es algo que nos tiene muy desilusionados. Además no entendemos por qué cierran en Colombia, pero mantienen la representación diplomática en otros países más pequeños del área”, dijo una fuente, que prefirió no revelar su nombre. “Es la idiotez más grande”, puntualizó.

Otra fuente se sumó al descontento, señalando que las relaciones comerciales entre Colombia y Austria pasan por un gran momento, ya que varios inversionistas tienen muchos intereses en Colombia y otros más estaban adelantando gestiones para establecer sus negocios en el país.

Aunque aún no se tiene precisión sobre la fecha de cierre de actividades diplomáticas de Austria en Colombia, todo parece indicar que será a comienzos del segundo semestre de 2012. Varios de los funcionarios de esa embajada ya tienen luz verde para el trámite de sus respectivos traslados a otros lugares del mundo.